San Juan de Gaztelugatxe

Gaztelugatxe

Cualquiera que planee una escapada a Bizkaia, no puede perderse Gaztelugatxe. Se trata de un islote que pertenece a la localidad de Bermeo. Sobre la cima se encuentra la ermita de San Juan. Pequeña y del siglo X, no siempre está abierta, pero lo bonito es llegar hasta ella.

Para acceder, obviamente, no es posible en coche ni en moto. Después de aparcar, hay que bajar hasta el estrecho camino empedrado. Y de ahí, atravesar un puente de piedra con dos arcos y subir más de 200 escalones. La última vez que los conté me dieron 237, aunque creo que hay algo de margen de error.

Según la tradición, si se sube a la ermita y se toca la campana tres veces, se puede pedir un deseo o ahuyentar a los malos espíritus.

Aunque sea una ermita lo que hay sobre la isla, visitar San Juan de Gaztelugatxe no tiene por qué tener carácter religioso. El entorno en el que está situado y la propia naturaleza, producen un lugar realmente bello. La costa que rodea el islote se encuentra llena de vegetación y mediante la erosión del agua del mar se forman túneles y arcos.

Gaztelugatxe

Islote de San Juan de Gaztelugatxe

Con la marea baja y a través de unas escaleras, es posible descender a dos playas de piedra situadas una a cada lado del camino de acceso.