¿Qué ver en Vizcaya?

Mundaka

Puede que actualmente la ciudad más conocida internacionalmente de la zona sea Bilbao, debido principalmente al museo Guggenheim. Es por ello que muchos turistas visitan la ciudad, y se quedan sin ver el resto de Vizcaya. Una pena, porque, aunque quizas pueda ser algo subjetico por el hecho de que se trata de mi tierra, se pierden un montón de bonitos paisajes naturales, pueblos con encanto, y rincones con una belleza especial.

Dicho esto, y respondiendo a la pregunta del título de la entrada, “¿Qué ver en Vizcaya?” empiezo la lista con lo que todos ya conocen, Bilbao. Una urbe que mezcla lo tradicional con lo moderno. Y en la que, además del ya mencionado museo Guggenheim, dispone de muna gran oferta de ocio y gastronomía.

Portugalete es una ciudad pequeña y cercana a Bilbao donde está situado el puente colgante, patrimonio de la UNESCO. El puente transbordador está considerado una de las construcciones más sobresalientes de la República Industrial Europea, y actualemente, se encuentra en funcionamiento. Cruza a la margen derecha de la ría, concretamente a Las Arenas.

Las Arenas es un municipio con una pequeña playa, que la verdad no recomendaría, puesto que en la costa vizcaína hay playas bastante más apetecibles. Por ejemplo, la playa de Laida, que pertenece a la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, o cercana a está, la playa de Laga. Otra playa bastante recomendada es la playa de Barrika, a la que se accede bajando unas largas escalerillas.

Si seguimos hablando de la costa, no pueden faltar ciertos pueblos marítimos que, si por si solos ya son bonitos, el hecho de ser auténticos, lo hacen aún más. Estos son LekeitioBermeoEa y Mundaka.

¿Y en el interior? Podemos visitar pueblos como Gernika o Balmaseda.

Para llevarnos un gran recuerdo de Vizcaya y explotar la visita al máximo, lo ideal sería hacer ciertas excursiones. Existen muchos lugares para ir de excursión y disfrutar del entorno. Yo recomiendo el bosque de OmaSan Juan de Gaztelugatxe, la costa de Barrika, subir a algún monte como el Pagasarri o el monte Oiz.

En visitar Vizcaya no tenemos por que gastarnos mucho dinero. De hecho, todos los lugares mencionados son gratuitos, puesto que se trata de ciudades, pueblos y entornos naturales, lo único en lo que gastaríamos además de en comer y beber, sería en el transpote para movernos de un sitio a otro. Si no hemos venido con nuestro vehículo propio, la mejor opción sería viajar en medios de transporte públicos: Metro para ciudades cercanas a Bilbao. Autobús para pueblos y lugares más alejados.

Para terminar, mencionar que existen empresas que personalizan tu viaje por nuestra tierra según tus preferencias y gustos, como por ejemplo, Tours Pais Vasco.

tren

Tren de cercanías de Vizcaya